La frontera de la humanidad

Publicada en Publicada en Composición, Imagen

 

La frontera de la humanidad

El modelo social de la discapacidad pone énfasis en lo que históricamente ha supuesto una frontera: la humanidad de las personas con discapacidad, negada insistentemente por los que, desde situaciones de privilegio, definimos su identidad y sus vidas, y los separamos radicalmente de las nuestras. […]

La educabilidad abre las puertas a nuevas políticas de esperanza. Abre las puertas al cuestionamiento del orden, ya que el aprendizaje es disruptivo e inquietante como afirma Barton (Tomlinson, 2010:545), más aún cuando se trata del aprendizaje de personas a las que se les niega de forma insistente y decidida.

En la medida en que somos oprimidos, todas las personas vamos perdiendo humanidad, al limitar el proyecto indeterminado que somos. El utilitarismo, la meritocracia, el consumismo, la productividad, la burocracia, la tecnocracia, las relaciones de dominación y control escolares, la homogeneización… nos deshumanizan. En la medida en que seamos capaces de trascender las concepciones educativas que hacen de la persona una herramienta –una cosa– que se asientan en la razón instrumental, será posible una educación que genere más libertad, justicia y felicidad.

 

[Calderón Almendros, I. (2014). Educación y esperanza en las fronteras de la discapacidad. Ediciones Cinca, Madrid, p. 463].

 

Profesor de Teoría de la Educación en la Universidad de Málaga (España). Interesado en la experiencia de exclusión e inclusión educativa de personas situadas en los márgenes, especialmente desde la discapacidad y la desventaja sociocultural. Empeñado en que la escuela sea un lugar donde todas las personas podamos crear sentido.
Comparte: