DifusiónEntrevistasPublicaciones

“La articulación decidida y éticamente guiada de procesos educativos nos permiten crecer en nuestra humanidad”

falacia

La Educación Inclusiva, comprendida como una acción incesante en su cometido de ser concebida e instrumentada en un plano de igualdad y a su vez de perfeccionamiento continuo, puede resumirse en la siguiente declaración formulada por Ignacio Calderón Almendros*, uno de los principales especialistas que ofrece el Programa de Promoción de la Educación Inclusiva en las Américas OEA-ORITEL.

“En esa tarea, hay que hacer que las transformaciones que desarrollamos sean sostenibles. Eso requiere de la participación. Una participación radical, en la que continuamente se está buscando la palabra de toda la comunidad para que se reformule lo que hemos hecho. Es decir, se trata de un proceso que nunca cesa, porque nunca se agota nuestra capacidad de mejorar los entornos educativos que vamos creando».

En la siguiente entrevista, Almendros también se refiere a las demarcaciones que van dejando los Webinarios-Conversatorios desarrollados con los grupos de personas con capacidad para impulsar las transformaciones.

En ese sentido, deja sentencias como estas:

“La conversación que se viene generando entre estudiantes, familias, profesorado y administradores educativos está mostrando las graves desigualdades que atraviesan las escuelas”.

 

Accede a la entrevista —> AQUÍ

 

Ignacio Calderón Almendros es profesor de Teoría de la Educación en la Universidad de Málaga (España). Investigador sobre la diversidad y los procesos de exclusión e inclusión educativa, miembro del Grupo de Investigación ‘Teoría de la Educación y Educación Social’, Asesor Científico en el Área de Educación de la Federación Iberoamericana de Síndrome de Down y de la Red Regional para la Educación Inclusiva.

Integra el equipo de expositores internacionales que participa en el “Programa de Promoción de la Educación Inclusiva en las Américas” OEA-ORITEL

Comparte: