Cuestionando la orientación educativa, por M.J. Correll

Publicada en Publicada en Blog, Etiquetado, María José G. Correll, Orientación educativa

Sombra de niño, por María José G. Correll

Fotografía: María José G. Correll

 

¿En qué consiste el trabajo de orientación educativa?

Se escolariza un niño que viene de otro colegio.
La tutora lo acoge con la mejor predisposición: “El niño no pronuncia bien, pero se está adaptando, responde bien a las actividades, va adaptándose al grupo, etc.”
Llega su expediente y con él un informe (dictamen) donde cae como una losa sobre el niño : “Retraso mental”.
Procuro que la tutora no lo sepa, sigue diciéndome cosas positivas sobre el niño.
De repente un día cambia su discurso : “no esto, no lo otro, .. Es que el retraso mental se nota”

 

¿En qué ayudamos?

 

Repensando la orientación, por María José G. Correll

 

Profesor de Teoría de la Educación en la Universidad de Málaga (España). Interesado en la experiencia de exclusión e inclusión educativa de personas situadas en los márgenes, especialmente desde la discapacidad y la desventaja sociocultural. Empeñado en que la escuela sea un lugar donde todas las personas podamos crear sentido.
Comparte:

5 comentarios en “Cuestionando la orientación educativa, por M.J. Correll

  1. Vamos así somos. Cuando uno no se hace cargo de su propia realidad y deja que otro le diga lo que tiene que hacer, pasamos de la constatación a la suposición y los prejuicios.

  2. Y que hacemos con aquellos tutores y colegios que te dicen que tu hijo va bien, y que no le hace falta soporte de apoyo..pero no saben como controlarle en segun que momentos del dia? Claro , es que hablamos de infantil..pero cuando entra en primaria..que?

  3. Me quedo asombrada de la fe que tienen los psicólogos y orientadores en los test de inteligencia. Cómo son capaces de saber si un niño es inteligente por un simple examen. Y más asombrada me quedo de cómo influye el diagnóstico en algunos colegas. El determinismo de los obsoletos test hace mucho daño. Si los psicólogos no tratan a los niños directamente una vez diagnosticados para qué están en la escuela. Ya son pocos los profesores que creen en ellos y más desde que los test esràn en entredicho por las neurociencias. Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *